Se cumplen 72 años de la liberación de Auschwitz. El 27 de enero de 1945, los soldados del Ejército Rojo liberaron a los últimos 7000 prisioneros que quedaban en el campo de concentración. En este día se conmemora a los seis millones de víctimas del Holocausto nazi.

Auschwitz fue el mayor campo de exterminio del nazismo, se calcula que en él murieron más de un millón de personas, en su mayoría judíos. Construido en territorios polacos ocupados, en una ciudad al oeste de Cracovia, comenzó a funcionar el 20 de mayo de 1940. Auschwitz fue un complejo de diversos campos: Auschwitz I (el campo original), Auschwitz II-Birkenau (campo de exterminio) y Auschwitz III-Monowitz (campo de trabajo), además de otros pequeños campos satélite.

Este 27 de enero de 2017 se han celebrado los actos conmemorativos en el propio campo de concentración, presididos por la primera ministra polaca, Beata Szydlo. Le han acompañado 60 supervivientes de Auschwitz y delegados de países como Israel o Rusia.

El museo memorial del campo de concentración, coincidiendo con la conmemoración, ha organizado en París, en la sede de la UNESCO, una exposición con objetos personales de los exprisioneros. Las piezas de la exposición fueron encontradas en 1967 durante trabajos arqueológicos en las cámaras de gas, pero no habían sido exhibidos hasta ahora. Uno de los elementos de la exposición es el que da nombre al 72 aniversario: Tiempo; un reloj encontrado en las excavaciones de 1967 y que hasta ahora ha permanecido olvidado junto a los 16.000 objetos hallados. Según explica el director del museo de Auschwitz, Piotr Cywinski, han elegido el tiempo como lema porque es lo que nos aleja de la historia de Auschwitz, mientras que la memoria es la lucha contra el inevitable paso del tiempo. Hizo hincapié en que debemos asegurar que las próximas generaciones conozcan los peligros de pensamientos xenófobos, antisemitas y nacionalistas radicales. Parte de la muestra se expondrá en el propio museo de Auschwitz.

Cuando los soldados soviéticos entraron en Auschwitz, encontraron más de un millón de trajes, ocho toneladas de cabello humano e incontables partes de cuerpos. Las cifras estiman que un millón trescientas mil personas llegaron a estar internadas en el campo y que murieron alrededor de un millón cien mil. En torno a un millón de las víctimas eran judíos, el resto eran prisioneros políticos en su mayoría, gitanos, prisioneros de guerra soviéticos, republicanos españoles y homosexuales. Murieron a causa de las cámaras de gas Zyjklon B, las palizas, las enfermedades y el hambre.

Los momentos de mayor horror en el campo de exterminio de Auschwitz sucedieron entre la primavera y el verano de 1944. En este período los vagones se dirigían al campo constantemente y fueron asesinados 400.000 judíos. Al llegar a Auschwitz, los prisioneros se sometían al proceso de selección de los deportados. Un grupo de SS, entre ellos el doctor Josef Mengele, que nunca ha sido procesado por sus actos, decidían quién era apto para el campo de trabajo forzado y el resto eran enviados directamente a las cámaras de gas. El proceso fue fotografiado por dos agentes de la SS en mayo de 1944 y las imágenes fueron recuperadas por Lilly Jacob-Zelmanovic Meier, una superviviente de Auschwitz Birkenau, el campo de exterminio. Las fotografías forman una colección de 193 fotos, bautizada como el Álbum de Auschwitz. En ellas se aprecia el horror cotidiano del Holocausto, la ropa con las estrellas de David y los rostros de aquellos prisioneros. Los protagonistas de las imágenes son judíos húngaros que provenían de la ciudad de Beregovo, que hoy en día pertenece a Ucrania. Las instantáneas muestran la llegada de los trenes, el proceso de selección de prisioneros y el lugar donde terminaban los objetos personales de los judíos. Este álbum fue utilizado en juicios contra criminales de guerra y en 1983 Meier lo donó al Yad Vashem, un museo israelí.

El historiador Laurence Rees describe así el campo de concentración en su libro Auschwitz. Los nazis y la solución final: ‘’el campo se convirtió en el escenario del mayor exterminio que ha conocido la historia humana. Entre la primavera y comienzo de verano de 1944, Auschwitz llegó hasta el límite de su capacidad de exterminio y lo superó en el más horrible y frenético período de asesinatos que conocería el campo.’’

Dejar respuesta

¡Por favor, deja tu comentario!
Por favor incluye tu nombre aquí