Creer en ti, es la posibilidad

de sonreír sin esfuerzo.

Creer en mi, son las ganas

de que todo salga bien.

Creer en nosotros, es vivir

en una constante montaña

rusa, donde nuestro amor

se juega la vida siempre en

la curva más peligrosa.

Despertar a media noche, y

comprobar los incendios que

provocas en mi pecho.

Dejar que arrase lo poco que queda.

Sentirnos libres,

sentirnos cerca,

sentirnos frágiles.

Sentir, no sufrir.

Sentir placer.

Sentí tu pecho.

Se el incendio.

Artículo anterior100 metros. «Puedo hacerlo»
Artículo siguienteMurales de Assilah (Marruecos)
Pablo Mateo
(El Ejido, Almería, 1993) estudiante y monitor de actividades físico-deportivas. Compagina la escritura y los estudios desde edades muy tempranas. A la edad de 20 años, decidió volar de casa e instalarse en Granada. Escribe su pequeña historia, y la comparte con el mundo. Siempre de una forma muy personal y diferente. A finales de 2016, decide publicar su primera obra titulada “El Yin & el Yang”, donde recoge todas esas historias (fotografías), acompañado por diferentes escritoras y colaboraciones.

Dejar respuesta

¡Por favor, deja tu comentario!
Por favor incluye tu nombre aquí