marienplatz
Marienplatz

Si estás pensando en una escapada de fin de semana, ya sea porque tienes unos días de vacaciones o para descansar de la rutina, Múnich es la ciudad ideal. Con 2 o 3 días basta para conocer esta magnífica ciudad que no deja indiferente a nadie.

Múnich es la capital de Baviera y la tercera ciudad más importante de Alemania, tanto por su extensión como por su historia. Además, es la ciudad en la que se celebra la gran fiesta del Oktoberfest, fiesta a la que hay que acudir al menos una vez en la vida.

Por tanto, durante tu visita en Múnich tendrás mucho que ver pero hay algunos sitios imprescindibles que no te puedes perder en tu visita, los cuales serían:

Marienplatz es el centro y el alma de la ciudad. En ella gira todo el ambiente de Múnich, es el punto de referencia para explorar todo el casco histórico. Casco histórico donde podemos encontrar edificios tan importantes como el Ayuntamiento o la Iglesia de Sankt Peter.

Iglesia situada en Rindermarkt 1, al lado de Marienplatz, cuya subida a la torre es obligatoria si quieres ver las mejores vistas de la ciudad, vistas que enamoran. Su precio es 2€ (1€ en caso de ser estudiante). Merece mucho la pena subir sus 299 escalones por las vistas privilegiadas de Marienplatz y de prácticamente todo Múnich.

El Nuevo Ayuntamiento domina Marienplatz, es uno de los edificios más importantes y bonitos de la ciudad. Curioso que se apode Nuevo Ayuntamiento cuando alberga uno de los edificios más antiguos y emblemáticos de la ciudad. Su torre central es famosa por sus 43 campanadas que pueden tocar hasta tres melodías diferentes y durante las 11:00, 12:00 y 17:00 horas, su carillón se activa durante 15 minutos para mostrar la representación de las bodas del Rey Ludwig y Theresa, así como el baile de los barrileros y una lucha de justas a caballo. Un espectáculo y momento mágico, que reúne a transeúntes de todo el mundo.

nuevo-ayuntamiento
Nuevo Ayuntamiento

Paseando por los alrededores de Marienplatz, podemos encontrar el Antiguo Ayuntamiento, característico tanto por su aspecto de antiguo castillo de cuento como por su carácter medieval, cuya torre es actualmente un museo de juguetes.

FrauenKirche, la catedral de Nuestra Señora de Múnich, es otro de los edificios más importantes que se encuentran en Marienplatz pues es la iglesia más grande de la ciudad, cuyas torres pueden divisarse desde cualquier punto de la ciudad. Es imprescindible entrar en ella, ya que cuenta una leyenda que el diablo pasó por allí una vez y dejó su huella. Huella fotografiada y buscada por todo aquel que entre en la catedral.

img_20160729_181851
Frauenkirche

Un aspecto curioso de la ciudad de Múnich son sus tres puertas de entrada, las cuales se conservan desde la época de la Edad Media, época en la que Múnich estuvo amurallada. La puerta Sendlinger se encuentra en el extremo sur del casco antiguo, esta puerta nos dirige al corazón de la Ciudad Vieja. Por otro lado, Karlstor que conduce directamente a Marienplatz y al casco histórico. Finalmente, la tercera y más antigua de las puertas, Isartor construida lado del río Isar.

puerta-2
Karlstor
puerta-1
Sedlinger Tor
puerta-3
Karlstor

Una vez visto el casco histórico hay que dirigirse hacia Joseph Platz, lugar donde se encuentra la Residenz, el palacio más grande de Alemania, convertido en el museo más importante de Europa. Si se continúa el camino se llega a la plaza Odeonsplatz, la cual fue construida como entrada triunfal de la ciudad, además, posee una gran importancia histórica ya que era el lugar utilizado por Hitler para sus discursos.

Muy cerca de ahí se encuentra la puerta de la Alte Residenz, donde se debe tocar uno de los 4 leones situados en ella. Dice la leyenda que si tocas uno de ellos volverás a Múnich, si tocas dos puedes pedir un deseo y con tres la suerte te acompañara, si tocas los cuatro no se sabe con exactitud qué ocurrirá.

joseph-platz
Joseph Platz

Un poco a las afueras de la ciudad se encuentra el BMW Welt, un impresionante concesionario con una amplia exposición de vehículos del Grupo BMW. Muy cerca de ahí encontramos el Olympic Park, donde se celebraron las Olimpiadas de 1972 y el Mundial de Fútbol del ’74. Actualmente se celebran espectáculo y conciertos, así como es un lugar perfecto para pasar el día dando una vuelta por la villa olímpica.

bmw-welt
BMW-Welt
olympic-park
Olympic Park

Finalmente, tanto para la hora de la comida como para la cena, se debe acudir al Viktualienmarkt, el mercado más conocido de Múnich. Se trata de un mercado al aire libre donde podrás degustar la comida típica alemana, desde salchichas hasta codillos deliciosos siempre, eso sí, acompañados de una buena cerveza.

viktualienmarkt
Viktualienmarkt

Para concluir la visita en Múnich, hay que visitar la cervecería más famosa del mundo, Hofbrauhaus, que data de 1549. En ella se sucedieron hechos históricos tan importantes como las bases del partido nazi o la proclamación de la República Soviética de Múnich. El local se llena de turistas que desean tanto beber cerveza y tomar un bretzel como fotografiar sus inmensas salas, donde la música en directo de una banda local te invita a disfrutar de una gran velada.

hofbrauhaus-cerveza-y-bretzel

Espero que esta guía les sirva en su visita a Múnich, una ciudad que me encantó y a la que espero poder volver muy pronto.

Dejar respuesta

¡Por favor, deja tu comentario!
Por favor incluye tu nombre aquí