El desierto abrió sus alas,
y es que el mar amaneció de escapada,
mágicas lunas, repletas de hermosura y calma,
de alcobas blancas y jarapas,
días, noches y eternas miradas,

Sueño que despierto en el único lugar
donde mi vida y alma se detienen a pensar,
Las brisas melódicas me incitan a caminar,
Es ahí cuando despierto y creo,
Que esto  es un sueño,
Es un desierto,
Es sólo mar.

 

Dejar respuesta

¡Por favor, deja tu comentario!
Por favor incluye tu nombre aquí