Te quiero ver desnuda,

te quiero sonriendo,

te quiero despertándote conmigo

y desayunando en el salón.

 

Te quiero frente al café,

te quiero entre mis brazos,

te quiero donde rompen las olas

y viajando por el Mundo.

 

Te quiero enfadada por mis manías,

te quiero feliz,

te quiero desordenándome la vida

y queriéndome a quemarropa.

 

Te quiero de tantas formas y en tantos lugares, que siempre que se me olvida lo que es “querer”.

Dejar respuesta

¡Por favor, deja tu comentario!
Por favor incluye tu nombre aquí