Señoras del (h)AMPA | telecinco.es

Hubo un tiempo en el que las comedias españolas quedaron encorsetadas en tramas familiares con personajes estereotipados en base a cuestiones de edad, género u ocupación laboral. Por eso, contar la historia de cuatro mujeres que sobreviven a los desafíos de la maternidad y cometen un asesinato en el universo de las reuniones del AMPA del colegio de sus hijos puede parecer una propuesta disparatada. Sin embargo, es uno de los aciertos de la nueva comedia de Mandarina para Telecinco presentada ante los medios durante la celebración de la sexta edición del festival MiM Series.

Señoras del (h)AMPA (título que juega con las referencias a la tradicional asociación de madres y padres y la mafia) narra la historia de una mujer recientemente divorciada y madre de dos hijos que se gana la vida entre dificultades vendiendo robots de cocina. Agobiada por su precaria situación económica, aprovecha una reunión del AMPA para proponer una cena de demostración de la máquina a la que se apuntan tres madres más. Durante el encuentro, una visita inesperada acabará en un asesinato accidental que involucrará a estas cuatro mujeres en una espiral de actos delictivos para salvaguardar su secreto.

De esta manera, el capítulo piloto presenta una comedia negra con tintes dramáticos y una trama más o menos atractiva. En ocasiones surrealista (el asesinato que desencadena el argumento se produce con las cuchillas de un robot de cocina y se remata con un taladro), la serie debut de Carlos del Hoyo y Abril Zamora desata la carcajada con situaciones extremas que se alternan entre lo rancio y lo hilarante.

Otro de los puntos a favor de la serie recae en el cuarteto protagonista. Toni Acosta, Malena Alterio, Nuria Herrero y Mamen García dan vida a estas cuatro mujeres en un cántico a la maternidad imperfecta que huye de tópicos femeninos irreales. Una madre divorciada que tiene que enfrentar problemas económicos, otra que vive en un estropeado edificio de Madrid a punto de ser desahuciada, una joven embarazada y madre de un niño de corta edad y una abuela sufrida que se hace cargo de su nieto ante las continuas ausencias de su hija (que parece ejercer la prostitución). En definitiva, cuatro mujeres auténticas que enfrentan con valentía su cotidianidad y dan lugar a un personaje coral heterogéneo y sobresaliente.

Sin embargo, puede que el mayor lastre de Señoras del (h)AMPA sea el afán de las televisiones por seguir haciendo series eternas con capítulos inacabables que matan el ritmo de la propia ficción. Pudiendo aprovechar la trama del asesinato para jugar con la intriga y acelerar el desarrollo argumental, la comedia cae en el equívoco dando peso a ciertas tramas secundarias —aunque aún desconocemos cómo evolucionan a lo largo de la temporada.

Los públicos contemporáneos son impacientes: devoran las series del tirón. Señoras del (h)AMPA crecería mucho más con capítulos de cuarenta minutos que expriman los momentos clímax de la trama para cerrar los episodios generando necesidad de maratón en el espectador. Con trece capítulos de setenta minutos y emitida semanalmente durante tres meses, la nueva apuesta de Telecinco se enfrenta a la peligrosa posibilidad de desesperar al espectador y despedirse —como la mayoría de las comedias que se emiten en abierto— con una tendencia descendente y menos de la mitad de espectadores que —probablemente— la acompañarán en su estreno.

La comedia en la ficción nacional ya juega en otra liga (véase Paquita Salas, de Netflix o Mira lo que has hecho, de Movistar+). Es innegable que Señoras del (h)AMPA es viento fresco para las series en abierto de nuestra televisión. Pero las prehistóricas decisiones de las cadenas en cuestiones de duración de contenidos y programación de los mismos pueden acabar contaminando una serie que nace con la ambición de alejarse de los clichés de la comedia española. Porque el piloto de Señoras del (h)AMPA tiene más luces que sombras, pero la serie corre el riesgo de acabar siendo más de lo mismo en un panorama audiovisual que avanza a pasos agigantados.

Dejar respuesta

¡Por favor, deja tu comentario!
Por favor incluye tu nombre aquí