Mario Kart para Nintendo Switch | Pexels.com

Que el mundo del videojuego es una industria destinada al constante crecimiento es un hecho indiscutible. Cada día los jugadores somos sorprendidos por grandes producciones de venta masiva, títulos indie de menor presupuesto y videojuegos de mucha menor tirada extraños y maravillosos a su manera. Hay tantos juegos diferentes como tipos de jugador.

Hoy me dirijo especialmente a quienes disfrutáis de una aventura repleta de misterios, con un gran mundo por descubrir y siempre rodeados de peligro para proponeros varias historias con una excelente carga argumental que os harán perderos en su aura enigmática.

Advertencia: si sois extremadamente impacientes y os encanta usar trucos y pistas, probablemente no os adentréis tanto en estas historias.

El primer título que os propongo es The Forest. Este videojuego de tipo survival en primera persona reúne lo mejor de los juegos de supervivencia y el ambiente espeluznante de los videojuegos de terror. Si no os gusta el terror os recomiendo que, aun así, le deis una oportunidad: la carga de tensión no es tan potente como en Outlast o Resident Evil. Como título survival, es, en mi opinión, de lo mejor que hay en el mercado: la construcción de estructuras, la alimentación o la lucha contra los elementos naturales son muy inmersivas e intuitivas. Sobre la historia, poco puedo añadir sin revelaros información importante. Un padre debe buscar a su hijo desaparecido en una isla desierta, repleta de peligros, tras un misterioso accidente de avión. ¿No os entran ganas de jugarlo ahora mismo?

La siguiente aventura que os propongo es Subnautica. De nuevo, este título reúne el factor supervivencia y los infinitos enigmas por resolver. La trama se desarrolla en un planeta alienígena en el que nuestro protagonista aterriza de emergencia tras un incidente en la nave en la que viajaba. En este futuro tecnológico, deberá sobrevivir en un planeta donde todo a su alrededor es un vasto océano plagado de bajíos de coral, fosas oscuras y silenciosas y, por supuesto, criaturas misteriosas.  Solo explorando cada rincón del planeta podréis revelar los secretos que guarda bajo su superficie, así que ¿a qué esperáis para empezar a bucear?

Abandonando el género de supervivencia, no puedo dejar de recomendaros la aventura gráfica Fran Bow. Desarrollada en un mundo al margen de la realidad humana, la historia narra el viaje de una niña y su gato negro hasta lo más oscuro de la mente para descubrir quién asesinó a sus padres. Su excelente diseño gráfico hace que cada sala y cada personaje de este videojuego conformen una pequeña obra de arte. Además, su aura sobrenatural os mantendrá atados a la historia hasta el último segundo, lo que convierte a este título en un imprescindible de las aventuras gráficas.

Si os emociona este género y queréis explorar sus raíces, es obligado dedicarle unas horas a Monkey Island, la atrevida historia de piratas en la que Guybrush Threepwood se enfrenta a algún que otro misterio en una salvaje isla repleta de bucaneros. ¿Os pierden la arqueología, los artefactos antiguos y las civilizaciones perdidas? En ese caso, Indiana Jones: Fate of Atlantis está hecho a vuestra medida. En este título os pondréis en la piel del legendario y aventurero profesor Jones para abandonar la universidad una vez más y salir en busca de la ciudad perdida de Atlantis.

Posterior a estas dos últimas, la aventura gráfica Woodruff y el Schnibble de Azitmut tampoco se queda corta en misterios y escenarios fantásticos. En esta historia ayudaréis al joven Woodruff a encontrar a su padre, el profesor Azimut, que fue secuestrado en su propia casa ante los ojos de su hijo. La trama se desarrolla en un mundo post-apocalíptico en el que los humanos han desplazado a las criaturas nativas Buzuk para controlar la Tierra y esclavizar a estos desesperanzados seres. Solo el Schnibble los podrá salvar, pero ¿qué es y dónde está?

Ya dejando de lado las aventuras gráficas, el videojuego Amnesia vuelve a reunir lo mejor del misterio y el terror. Este título recrea un ambiente tenso y oscuro si bien vuelve a ser mucho más relajado que los títulos de terror tradicionales. Para ello controlaremos en primera persona al joven y amnésico Daniel, que ha despertado en un gran castillo rodeado de notas que dejó para sí mismo antes de perder la memoria. Tendrá que avanzar recopilando objetos y abriendo diversas salas del laberíntico edificio para conectar sus débiles recuerdos, las visiones del antiguo Egipto y la presencia de un ente malvado que no deja de pisarle los talones.

Para terminar, no puedo cerrar este artículo sin nombrar un par de títulos de venta masiva ya conocidos por todos que me han impresionado con su increíble historia y su excelente ambientación:

El primero de ellos es Fallout. La saga nos sitúa en unos Estados Unidos devastados por la guerra nuclear y plagados de criaturas mutantes hambrientas de carne humana. Con una estética de los años 50, el país se habría quedado “congelado” en la propaganda y los anuncios de refrescos de cola mientras que los robots y los trajes anti-radiación supondrían la tecnología alternativa de mediados de siglo. Una ambientación inmejorable, ¿verdad?

El segundo no es otro que Red Dead Redemption. Si bien no se trata de un título centrado en la resolución de misterios, la breve historia alternativa Red Dead Redemption: Undead Nightmare nos transporta a un lejano oeste plagado de no muertos y criaturas fantásticas que nada tiene que envidiar otros videojuegos del género.

Seáis o no aficionados a la resolución de enigmas, os recomiendo que le deis una oportunidad a alguna de estas grandes historias. Os prometo que, cuando las terminéis, no podréis esperar a jugar la siguiente.

Dejar respuesta

¡Por favor, deja tu comentario!
Por favor incluye tu nombre aquí