Orreos en Galicia | Flickr de Kristian Ruhe Thorsen

Cuando un profesor enseña algo que está mal, ¿deberíamos  sancionarlo? Yo creo que sí. Hace algunos días escuché que aún hace relativamente poco (5-6 años), en algunas escuelas españolas un puñado de profesores enseñaban que el gallego es un dialecto, en contra de lo que realmente es, un idioma que ostenta la cooficialidad con el castellano en Galicia y que hablan 3-4 millones de personas en el mundo.

El gallego, o galego, es una lengua derivada como todas las lenguas romances del latín, aunque al principio era una mezcla de  gallego-portugués, pero cuando el reino de Portugal se separó de Galicia, las dos lenguas tomaron caminos distintos y se formaron el gallego y el portugués.

El documento más antiguo del que se tiene constancia de dicha lengua es el Foro do bo burgo do Castro Caldelas del S. XIII, aun que la primera aparición del gallego-portugués en el que se representen los dos idiomas junto al latín fecha del S. IX

El gallego tiene una historia trágica y oscura, de esplendor y oscuridad, pero también de renacimiento. El gallego-portugués, tuvo un gran impacto en la lirica medieval en la Península Ibérica, incluso los reyes componían en ese idioma, el mayor ejemplo es Alfonso X «el Sabio» y sus Cantigas de Santa María.  Pero al final de la Edad Media, por culpa de los enfrentamientos entre reinos, la nobleza gallega fue sustituida por nobleza castellana y el gallego fue apartado de la vida pública. Ese periodo de tiempo en el que el gallego sólo se hablaba de forma clandestina, por decirlo de alguna forma, se conoce como «séculos escuros« (siglos oscuros).

Durante varios siglos la lengua gallega fue marginada por  la sociedad de la época, tomándola como lengua de incultos e ignorantes, pero durante el S.XIX se produce un movimiento cultural para sacar el gallego del olvido, este movimiento es conocido como «Rexurdimento» (Renacimiento), donde varios autores, entre ellos Rosalía de Castro, Curros Enríquez y Eduardo Pondal, vuelven a sacar del estupor la lirica gallega. En 1906, se crea la Real Academia Gallega, pero durante el Franquismo, vuelve una época de regresión lingüística, y el gallego vuelve al uso en privado en casa o de zonas rurales, pero en el principio de la democracia se vuelve a ver un renacimiento de la lengua gallega, consiguiendo carácter de lengua cooficial en 1978 con la Constitución Española y por el Estatuto de Autonomía de Galicia de 1981.

Los gallegos tenemos dos idiomas, el gallego y el castellano, pero no sólo se habla en Galicia, sino también en zonas de León y Asturias, somos bilingües por naturaleza, aunque no sea una lengua que se pueda usar fuera de nuestras fronteras, yo personalmente, estoy orgullosos de tener dos idiomas, y me gustaría que más gente fuera de Galicia, conozca nuestra lengua, ya que nuestra lengua es un reflejo de nosotros mismos, a veces es dura y a veces fluye como el agua, cada zona tiene palabras que difieren de las de otras zonas, por ejemplo, una palabra que defina algo en Lugo, puede ser diferente en Pontevedra, aún definiendo lo mismo.

Generalmente, los gallegos, hablamos en castellano en la ciudad, pero en la aldea o entre amigos, hablamos en gallego y no tenemos problemas en usarlo incluso en nuestra vida diaria y cada vez hay más gente que lo usa, cada vez más gente se da cuenta de la importancia de nuestro idioma, no digo que sea mejor o peor que el castellano, pero si digo, que se debería quitar el estigma afianzado, aún hoy en día, de que el gallego es de incultos e ignorantes, porque aún mucha gente, sobretodo gente mayor que sigue viviendo en la ignorancia de creer que lo que se le decía en el colegio es verdad, que el gallego no es nada, o solo un dialecto del castellano, cosa que es totalmente erróneo, ya que las dos lenguas  coexistieron en el tiempo.

Deberíamos estar orgullosos que en un país coexistan 4 idiomas del propio país, aunque sea usado por unos cuantos, ¿Cuantos casos hay de que un país tenga 4 idiomas propios?, no creo que muchos, por eso, aunque no lo hables, deberías saber que existen como idiomas en tu país y que son, dentro de su ámbito territorial, tan importantes como el castellano.

Gracias a personas como Rosalía, Curros y el trabajo de muchos otros a lo largo del último siglo, los gallegos podemos tener el orgullo de ser oficialmente bilingües y tener nuestra lengua en las instituciones y en las escuelas, podemos hablarlo con libertad en la calle sin que nos miren mal o incluso nos coarten para no hablarlo.

Por ellos y por mí mismo como gallego, creo que se merecen que se les recuerde,  y no se olvide la historia de este idioma a la vez feliz y trágica.

1 Comentario

Dejar respuesta

¡Por favor, deja tu comentario!
Por favor incluye tu nombre aquí