Manifestación en Pamplona contra las agresiones sexuales en San Fermín | elPeriódico

Creo que los jueces no se han parado a pensar.

Pensar en sus hijas, sus hermanas, sus amigas, sus madres. Pensar en los miles de millones de mujeres que somos en el mundo. Mujeres que, durante estos días, nos estamos viendo reflejadas en una chica de Pamplona, porque cualquiera de nosotras podríamos haber sido ella; porque cualquiera de nosotras podríamos ser ella en un futuro.

¿Y todo por qué?

Porque ni siquiera la justicia es capaz de condenar.

Porque a los jueces del tribunal que juzga en Pamplona no les parece suficiente prueba unos mensajes de WhatsApp en los que una veintena  individuos se jactan de las violaciones de sus amigos; hablan de comprar cloroformo para dejar inconsciente a más de una chica y presumen continuamente de su agresión (para ellos hazaña).

Y por el contrario, sí les parece conveniente “echar un vistacillo” a un informe de un detective privado, contratado por uno de los acusados, que ha estado vigilando a la chica durante todo este tiempo. Algo inmoral, que, sin ninguna duda, deberían pasar por alto, ya que, el hecho de que la chica haga una vida aparentemente normal; siga saliendo con sus amigos, hable con la gente, vaya a clase, sonría… es, por encima de todo, un signo de fortaleza, de superación, digno de admiración por parte de cualquiera y no supone NINGÚN delito.

Lo que es un delito es que cinco supuestas personas sean capaces de violar repetidas veces a una chica y no se les aplique la ley consecuentemente; que tengamos que ver en las noticias cómo se ríen en nuestra cara; cómo dicen que la chica en el vídeo no muestra signos de estar oponiéndose; cómo día tras día ocurren estas cosas y los que tienen el poder de decisión no hacen NADA, al contrario, intentan encontrar signos que exculpen a esta manada.

Yo me pregunto, ¿qué querían los jueces que hiciese? Cinco tíos en un portal te acorralan, te drogan y te violan y ¿tienes que defenderte y causarte más lesiones a ti misma para que la justicia te dé la razón?

Pero, ¿qué está pasando aquí?

El viernes día 17 se ha convocado una concentración a las 18:00 horas en el ministerio de Justicia de Madrid contra los abusos judiciales de este juicio.

Hagamos entre todos que estas agresiones no queden impunes.

Dejar respuesta

¡Por favor, deja tu comentario!
Por favor incluye tu nombre aquí