Cabalgata de Móstoles 2015. Pablo Cabezos

La Gran Cabalgata de Reyes de Madrid hará el recorrido de siempre: Nuevos Ministerios, Plaza del Doctor Marañón, Glorieta de Emilio Castelar, Plaza de Colón, Paseo de Recoletos, Plaza de Cibeles y finalizará en la sede del Ayuntamiento de Madrid. Comenzará a las 18:30 y concluirá tres horas después con un espectáculo de fuegos artificiales en el Palacio de Cibeles. El 5 de enero los Reyes Magos llegarán a la capital acompañados por tres plataformas móviles dedicadas a la astronomía, a la navegación y a los viajes, once carrozas (dos menos que en 2015), y una comitiva formada por más de 150 bicicletas iluminadas que recrearán la ilusión de una estrella fugaz.

Este año no utilizarán las clásicas carrozas de los hermanos Carral en 2013, sino que se construirán otras nuevas, con el diseño de Maral Kekejian, coordinadora de Artes Escénicas de la Casa Encendida durante nueve años y directora artística de la cabalgata de 2016. Será un modelo geométrico en el que se ha asignado un color a cada Rey Mago: dorado para Melchor, azul para Gaspar y rosa para Baltasar. Por primera vez, los Reyes Magos no serán interpretados por los concejales del Ayuntamiento sino por actores, que recibirán una remuneración cercana a los 1000 euros. También por primera vez, el papel de Baltasar lo encarnará un hombre africano. Las gradas, situadas entre las plazas de Gregorio Marañón y Colón, podrán albergar hasta 11.000 personas y en la Plaza de Cibeles se colocarán aproximadamente 2000 sillas, además de las zonas habilitadas para niños discapacitados.

Según publica el Ayuntamiento de Madrid: ‘’Se mostrará el viaje que han hecho los Reyes Magos para llegar hasta Madrid, representando un montón de lugares, diferentes culturas, paisajes extraordinarios, planetas que acompañan a personajes insólitos, tormentas, lugares imposibles en los que habitan otra clase de seres.’’

La delegada del Área de Gobierno de Cultura y Deportes del Ayuntamiento, Cecilia Mayer, anunció que la Navidad iba a sufrir una redefinición; al menos en lo concerniente a lo económico. Tratarían de alejar la cabalgata de lo comercial, ya que muchas empresas intervienen en la misma con sus propias carrozas de publicidad. Este año no será posible, pero de cara a los próximos, el equipo de Manuela Carmena tratará de financiar este tipo de espectáculos con dinero público.

La polémica más reciente sobre las cabalgatas, la de las reinas magas, se va hacia los distritos de San Blas – Canillejas y Puente de Vallecas, donde son dos mujeres las que interpretarán a Melchor o Gaspar durante el recorrido. Muchas asociaciones vecinales apoyaron la iniciativa de incluir mujeres, mientras que el Partido Popular se mostró desde el principio en contra calificándolo de ‘’falta de sentido común’’. Esperanza Aguirre, actual portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento, no dudó en definirlo como una ‘’parida’’. Tras la polémica suscitada, Marta Gómez, concejal del distrito de San Blas – Canillejas, se apresuró a explicar que era un malentendido, porque no se sustituirá a un rey mago por una reina sino que habrá una mujer disfrazada de rey mago, con barba incluida. Desde el Partido Popular, la concejal Isabel Rosell ha criticado la medida aludiendo a la tradición religiosa y acusando al grupo de Ahora Madrid de tener ‘’fobia’’ al cristianismo.

Otro altercado ha surgido cuando el Ayuntamiento de Madrid excluyó a un colegio concertado de participar en la cabalgata. Se trata del colegio Arenales de Carabanchel, del Opus, y que cuenta con aproximadamente 800 alumnos. En el centro, las clases están segregadas por sexos, y esta es la razón por la que no podrán intervenir en la cabalgata el próximo 5 de enero. Desde el Ayuntamiento madrileño aseguran que el centro del Opus se ha quedado fuera de la cabalgata por realizar discriminación de sexo y no por ser un colegio católico, asimismo, reafirman que se excluye de participar en la cabalgata al colegio como institución, no a los alumnos, que podrían acudir a través de cualquiera de los otros 13 colectivos que intervienen. La concejal del distrito, Esther Gómez ha explicado que en la comisión organizadora de dicha cabalgata se estableció de manera colectiva un requisito que no permitiría la participación de entidades que no respetaran los principios de discriminación por sexo, edad, raza o motivos ideológicos. El AMPA del colegio Arenales de Carabanchel ha emitido un comunicado en el que muestran su ‘’indignación y rechazo a la discriminación de la que han sido objeto las 800 familias a las que representa la asociación’’.

Dejar respuesta

¡Por favor, deja tu comentario!
Por favor incluye tu nombre aquí