Parece que los conservadores británicos se están regocijando en su triunfo tras el Brexit. Han conseguido desbancar a los laboristas y han mantenido a UKIP, el partido eurófobo del país, como una fuerza residual. Sin embargo, ¿cuánto tiempo les durará su deleite? Hoy han cortado la cabeza de la eurofobia a la hidra pero, ¿cuántas nuevas le van a salir? Aquí os dejo algunas posibilidades:

  1. La independencia escocesa
  2. La comprometida paz y posible independencia de Irlanda del Norte
  3. Gibraltar y la soberanía compartida
  4. Desaparición de la City
  5. Ciudadanos británicos asentados en Europa
  6. Falta de profesionales
  7. Pérdida de credibilidad internacional
  8. Encarecimiento de las exportaciones
  9. Devaluación de la libra esterlina
  10. División de la sociedad


1- La independencia escocesa

Los escoceses ya votaron su posible separación del resto del país en 2014, y aunque la mayoría de los escoces votó por “remain” (permanecer en el Reino Unido), la principal baza de Londres fue la incapacidad de Escocia de unirse a la UE si se independizaba, quedando así aislada del resto de Europa. Ahora los ingleses quieren arrastrar a los escoceses en su confinamiento, pero los escoceses no se muestran muy entusiastas.

Nicola sturgeon Escocia
Nicola Sturgeon, Ministra Principal de Escocia |kr Ninian Reid (CC)

2- La comprometida paz y posible independencia de Irlanda del Norte

La salida del Reino Unido de la Unión Europea supondrá un cambio importante en el statu quo conseguido en Irlanda del Norte gracias a los acuerdos fronterizos que permite la UE entre países como Irlanda y Reino Unido. Es decir, que tras haber superado décadas de conflicto y terrorismo, un cambio en la frontera entre las dos Irlandas puede abrir viejas heridas y resucitar antiguas tensiones. Los norirlandeses, parte del Reino Unido, también se mostraron mayoritariamente proeuropeos en el referéndum, por lo que no se descarta que su lugar dentro de la unión del Reino Unido (RU) sufra cambios en detrimento de Londres y a favor, por supuesto, de Belfast y Dublín. Sin embargo, y diferentemente a Escocia, los cambios de soberanía en Irlanda del Norte se tienen que ver como un sacrificio necesario para mantener una paz ya de por sí frágil.

3- Gibraltar y la soberanía compartida

Gibraltar lleva años pidiendo un mayor grado de autonomía, pero el cambio en la situación de privilegio del RU en Europa hace que el pequeño paraíso fiscal haya repensado peticiones. Ahora ven temerosos como España pide la soberanía compartida del Peñón, que de otro modo puede quedar completamente aislado. En conclusión, otra cabeza de la hidra que el Brexit ha generado y que puede comprometer también las relaciones angloespañolas.

Gibraltar
Gibraltar | Flickr Cedric Ramírez

4- Desaparición de la City

Londres es el centro financiero de Europa, y lo es porque allí se habla inglés –idioma vehicular de Europa- y porque el RU está en la UE. Cuando una de las dos razones no sea aplicable y la otra quede comprometida, es probable que las grandes entidades financieras se muden a otro ciudad que les ofrezca mejores condiciones. Madrid, París y Dublín ya se están disputando el relevo de la todopoderosa City londinense.

5- Ciudadanos británicos asentados en Europa

Hay muchísimos británicos viviendo en Europa, y en España lo sabemos muy bien. ¿Podrán quedarse durante largos periodos de tiempo en Europa si, de manera recíproca, británicos y europeos volvemos a pedir visados y limitamos los tiempos de visita? Ésta es una parte muy importante de los contactos entre Londres y Madrid ya que, después de todo, los británicos quieren proteger a sus jubilados asentados en la costa Mediterránea.

6- Falta de profesionales

Un porcentaje importante de enfermeros/as, médicos/as y otros grupos profesionales en el RU son extranjeros, por lo que el gobierno británico tiene ahora que prever un plan de empleo para cubrir plazas que, hasta ahora, han cubierto europeos sin mayor complicación.

7- Pérdida de credibilidad

¿Quién va a firmar ahora un acuerdo con el RU? El compromiso es, a todos los niveles, muy importante.

8- Encarecimiento de las exportaciones

Hay productos que ya empiezan a escasear en los supermercados británicos. ¿Qué pasará cuando haya aduanas y cambios en los tratados comerciales? Por ahora solo podemos especular.

9- Devaluación de la libra esterlina

Hasta ahora la libra crecía a la par que el Euro en una economía completamente interconectada. Es probable que la libre se devalúe tras el Brexit, como de hecho ya está pasando, pero por ahora solo podemos hacer especulaciones, al igual que con las exportaciones.

10- División de la sociedad

Probablemente la más importante. Apenas un 50% de los británicos votaron por abandonar la UE, lo que evidencia una sociedad que, en realidad, son dos distintas que se están alejando. Y así es como empiezan los conflictos que, esperemos, sigan durmiendo por muchos más años.

Dejar respuesta

¡Por favor, deja tu comentario!
Por favor incluye tu nombre aquí