Acudimos de forma muy habitual a un ataque permanente de muchos sectores de la sociedad a como nos organizamos social y económicamente, especialmente referidos a la Globalización y al Capitalismo. Este ataque permanente se ha intensificado en España y Europa en los últimos años debido a la crisis económica como ya ocurrió en otras crisis anteriores y como con seguridad ocurrirá en las siguientes.

Situando el debate, la principal crítica que habitualmente escuchamos sobre el capitalismo en tanto en cuanto es el principal protagonista en la organización de nuestra sociedad, que es en lo que principalmente me voy a centrar, es que genera desigualdad, pobreza, guerras, etc. Para analizar el funcionamiento de algo, lo mínimo es ver las cosas con perspectiva. Para ello voy a usar datos que nos muestren si la expansión de la sociedad capitalista y lo que ella ha conllevado directa o indirectamente (la industrialización, el avance de las democracias liberales, etc.) han servido para evolucionar. En definitiva, si todo lo que hacemos sirve para mejorar o para empeorar en el largo plazo. Veamos…

Pobreza

En 1820, 8 de cada 10 personas vivían en pobreza extrema, hoy 1 de cada 10. Vive el mismo número de personas bajo el umbral de la pobreza que hace 200 años, la diferencia es que la población casi se ha multiplicado por 7.

En los últimos años, en la zona más pobre del planeta, el África Subsahariana, el 61% de la población vivía bajo el umbral de la pobreza extrema en 1993. Hoy el 42%. En otras áreas como Asia Oriental, la bajada ha sido del 51% al 7%. En nuestra Europa tan “maltratada” por el capitalismo se ha pasado del 5% al 2%.

No existe ninguna zona del planeta que sea más pobre ahora que hace 10, 20 o 100 años. Y lo mejor es que nada empíricamente demostrable hace pensar que deje de ser así en el futuro.

Explotación y mortalidad infantil

En 1950, un 28% de los niños entre 10 y 14 años eran forzados a trabajar en todo el mundo. Hoy ese porcentaje es del 11%. La mortalidad infantil también ha descendido drásticamente: en países como Alemania, morían 300 niños por cada 1000 nacimientos antes del año de vida en el siglo XIX. Hoy la media no llega a 2 por cada 1000 nacidos.

Guerras

Desgraciadamente sigue habiendo guerras, incluso más que hace unas décadas. El dato positivo que debemos extraer es que el número de muertes por conflictos armados se ha reducido década a década. En 1950 había 20 veces más muertes que hoy, en 1970 había 8 veces más y en 1990 el doble que en la actualidad.

Esperanza de vida

Si el ser humano vive mejor, vive más. Por eso la esperanza de vida es un indicador incontestable de la calidad de vida de una sociedad. En 1800, la esperanza de vida a nivel mundial era de 29 años. Hoy esa cifra ha superado ya los 70 años. Vivimos más del doble que nuestros antepasados de hace tan solo 2 siglos. En África, como siempre la más castigada, se ha pasado de vivir una media de 26 a hacerlo 58 años. Desde el año 2000, ha aumentado la esperanza de vida todos los años en todos los continentes del mundo.

Son sólo algunos de los mil datos positivos que podría narrar basados en estudios de la ONU, la OMS, la Unión Europea y multitud de ONGs distribuidas por todo el planeta y que podemos encontrar en webs como ourworldindata.org. Evidentemente tenemos problemas como sociedad que debemos afrontar: el cambio climático, la dureza de las crisis y la multitud de personas que aún hoy viven en países pobres, en guerras, etc. Pero de esos ya oímos hablar todos los días

La conclusión es que es empíricamente indiscutible que evolucionamos como sociedad y que nos hemos dado a nosotros mismos un sistema que funciona que debemos mejorar pero también proteger y del que sentirnos orgullosos porque, simple y llanamente, mejora nuestras vidas.

[author] [author_image timthumb=’on’]http://radioparalela.es/wp-content/uploads/2015/10/Álvaro-Bajo.jpg[/author_image] [author_info]ÁLVARO BAJO

(Salamanca, 1991) es Politólogo y Máster en Estudios de la Unión Europea por la Universidad de Salamanca. Actualmente es Concejal en el Ayuntamiento de Hervás (Cáceres).[/author_info] [/author]

Dejar respuesta

¡Por favor, deja tu comentario!
Por favor incluye tu nombre aquí